Make your own free website on Tripod.com
Nuestras Aportaciones

  "Si se conoce al enemigo y a sí mismo, no hay que temer por el resultado de cien batallas" Sun Tzu

 

Una nueva técnica clínica permite el diagnóstico cromosómico prenatal en menos de 48 horas

La QF-PCR posibilita la prueba de amniocentesis en el tercer mes de embarazo de forma menos agresiva y con menores riesgos fetales

Julio Flor, Bilbao. Una nueva técnica de laboratorio permite disponer del diagnóstico cromosómico prenatal en un período de tiempo de 24 a 48 horas, lo que posibilita la realización de la amniocentesis en el tercer mes de embarazo de forma menos agresiva y con menores riesgos fetales. "Se trata de la reacción en cadena de la polimerasa fluorescente y cuantitativa QF-PCR como método de screening prenatal de las aneuploidías más frecuentes (los cromosomas 21,18, 13, X e Y)", según explica el ginecólogo José Gurrea, director de la
Clínica Euskalduna de Bilbao, centro pionero en aplicar esta técnica, que forma parte de un
grupo de médicos que participan en el Centro de Patología Celular y Diagnóstico Prenatal
(CPC), de Barcelona, en el que llevan a cabo este tipo de muestras.

Las pruebas prenatales más comunes entre las mujeres mayores de 35 años de edad y en aquellas predispuestas a determinadas enfermedades genéticas son la biopsia corial y la amniocentesis, ambas con un riesgo de aborto de entre un 2 y un 1 por ciento respectivamente. "De las ventajas de la biopsia corial hay que destacar que se realiza antes de la tercera falta y la amniocentesis prácticamente en la cuarta falta. Además, el resultado de esta última prueba tardaba tres semanas frente a los diez días de la biopsia", informa el doctor Gurrea, al tiempo que reflexiona sobre la posibilidad de poder ofrecer una alternativa de interrupción de embarazo a mujeres que tenían niños con anomalías cromosómicas importantes, que hasta ahora debían arriesgarse a llevar a cabo una técnica más agresiva al disponer del diagnóstico muy tarde.

Con la nueva técnica se está llevando a cabo un nuevo reto. "Se trata de practicar la amniocentesis en un estadio del embarazo más temprano, a las 14 semanas de gestación, extrayendo menos líquido amniótico que antes y con unos riesgos fetales por debajo del 0,5 por ciento. Por otro lado, disponemos de una tecnología de laboratorio que nos da el resultado de los cromosomas más importantes entre 24 y 48 horas, lo que supone un gran alivio para muchas mujeres", destaca el doctor Gurrea.

La nueva técnica QF-PCR, que se ha empezado a realizar en la Clínica Euskalduna, puede aplicarse a cualquier tipo de muestra fetal (vellosidades coriales, líquido amniótico, sangre fetal, tejidos fetales), siendo mínima la cantidad de la muestra que se necesita. "De detectarse una aneuploidía fetal, la QF-PCR posibilita también el análisis del origen parental de la misma (tras la obtención de muestras de sangre periférica de ambos progenitores), estudio que puede ser de especial interés en diversas situaciones, como por ejemplo en aquellas gestaciones aneuploidías obtenidas tras ICSI (analizar si la aneuploidía es de origen paterno) o en aquellas parejas con varias gestaciones aneuploides de repetición (analizar si el origen de las diversas aneuploidías reside siempre en un mismo progenitor, situación en la que puede existir un riesgo incrementado de recurrencia de futuras aneuploidías en la descendencia)", tal y como explica el doctor.

Respecto al futuro de la nueva técnica, el doctor José Gurrea indica que el mismo pasa por perfeccionarla un poco más, "hasta que el 0,25 por ciento de riesgo fetal no exista y se puede diagnosticar todo, además de abaratar aún más estas técnicas, lo cual es un punto clave, porque si fueran más baratas aumentaría notablemente el número de mujeres que se realizarían estas pruebas".


 

Este artículo fué una aportación de una persona bien intencionada. Si reclama usted su originalidad y puede demostrarlo, le rogamos disculpas. Avísenos para retirarlo o para reconocerle su autoría.

Envíanos tus artículos, tus sugerencias, o comentarios.