Make your own free website on Tripod.com
Nuestras Aportaciones

  "Si se conoce al enemigo y a sí mismo, no hay que temer por el resultado de cien batallas" Sun Tzu

 

"Articulo en el diario "la Vanguardia" sobre la sincronización de ciclos" - Montse - 15/06/2001

Hola aquí teneis el artículo.


El cuerpo humano emite feromonas que pueden regular el ciclo menstrual de la mujer que las perciba
¿Se sincroniza la regla de mujeres que viven juntas?
CRISTINA JUNYENT

Las mujeres que conviven durante muchas horas cada día observan a menudo que sus ritmos menstruales acaban sincronizándose. Es debido al llamado efecto McClintock, por la psicóloga americana Martha McClintock, quien en 1970 contabilizó la sincronización de ciclos en el dormitorio de un colegio femenino.

Sin embargo, el efecto McClintock no se observa en todos los casos. Los estudios más numerosos (realizados por Aron Weller y Leonard Weller, de la Universidad de Bar-Ilan, Israel), han encontrado un grado de sincronicidad del 51 entre familiares que viven juntas: madres e hijas o hermanas que comparten habitación. Entre beduinas, que pertenecen a grupos cerrados y aislados, la sincronicidad hallada es superior; sin embargo, entre mujeres que comparten habitación o despacho han encontrado un 30 de sincronicidad cuando entre ellas hay una estrecha amistad.

Aunque no se cumpla siempre, ¿a qué se puede deber este fenómeno? La reproducción en los animales suele ser una actividad estacional y cíclica. Los ciclos pueden ser anuales (cuando siguen las estaciones), mensuales (cuando siguen los ciclos de la Luna), o diarios (cuando siguen los ciclos día-noche). Los ciclos anuales y diarios tienen una importancia vital, pues ambos condicionan la supervivencia de animales o plantas. Aunque los ciclos lunares no suelen tener este efecto vital, sí son importantes como relojes universales porque permiten sincronizar las actividades de individuos distintos.

A pesar de ello, el ritmo menstrual en las mujeres no es arrastrado por la fase lunar, ya que los ciclos menstruales de distintas mujeres no están sincronizados. Ahora bien, cuando diversas mujeres están próximas, se ponen en contacto a la vez con determinadas moléculas segregadas por el cuerpo humano y que son captadas por el olfato: las feromonas. Una de estas moléculas es el 5-alfa-androsterol. Así, los ciclos de mujeres que comparten horas y ambiente se pueden llegar a sincronizar. Cuanto más estrecha es la relación, mayor grado de sincronicidad.

Los investigadores Preti y Cutler expusieron durante tres meses a diez mujeres con ciclos menstruales regulares al sudor axilar de otras mujeres (untando cada pocos días el labio superior de las segundas con una solución alcohólica de sudor de las primeras); los ciclos menstruales de las receptoras se sincronizaron con los ciclos de las donantes.

También los hombres segregan feromonas que influyen en el ciclo menstrual femenino: en otro experimento, Preti y Cutler expusieron a mujeres con ciclos menstruales irregulares, al contacto continuado con sudor de hombres; sus ciclos menstruales se regularizaron.

Así pues, las hormonas que regulan el ciclo menstrual de una mujer -como FSH y LH, segregadas por la hipófisis- pueden entrar en fase con las de otra mujer, de modo que los ciclos de ambas se sincronicen.


Observatorio de la Comunicación Científica. Universitat Pompeu Fabra

Envíe su pregunta a laconsulta@lavanguardia.es

 

Este artículo fué una aportación de una persona bien intencionada. Si reclama usted su originalidad y puede demostrarlo, le rogamos disculpas. Avísenos para retirarlo o para reconocerle su autoría.

Envíanos tus artículos, tus sugerencias, o comentarios.