Make your own free website on Tripod.com
Nuestras Aportaciones

  "Si se conoce al enemigo y a sí mismo, no hay que temer por el resultado de cien batallas" Sun Tzu

 

¿PUEDE LA RELAJACIÓN AUMENTAR LA FERTILIDAD?

Adjunto un artículo que tradujé sobre yoga y fertilidad. Lo saqué de una información de Rocio.
Aurora de las Palmas


Para algunas mujeres incapaces de quedar embarazadas, la meditación, el yoga y el hablar les puede ayudar

19 Junio 2000 - En el tiempo en que Kristen y Mark Magnacca acudieron al Programa para Infertilidad Mente/cuerpo en el Beth Israel Deaconess Medical Center, Escuela Médica de Harvard, ellos estuvieron cerca del fin de sus entendimientos(wits). Ambos habían ido a través de la enfermería correctiva para problemas de fertilidad - Kristen para limpiar el tejido y un quiste en una de sus trompas de Falopio, Mark a tratar venas varicosas en su escroto - pero sus intentos para concebir continuaron fracasando durante tres años más.

Finalmente, Kristen se quedó embarazada con la ayuda de la inseminación artificial - pero su embarazo fue ectópico(el embrión se implantó en una trompa de Falopio en vez de que en el útero). Los médicos tuvieron que extirpar quirúrgicamente el embrión, causándole a ella perder el bebé. " Después de esto estaba reducida (depleted) espiritual, emocional y físicamente" dice Magnacca, 36 años, que vive en Upton, Mass. " Estabamos desesperados por ayuda, por eso mi marido llamaba cada día hasta que consiguió incluirnos dentro del programa".

El Programa para Infertilidad Mente/Cuerpo usa sesiones de grupo de apoyo y técnicas de relajación, como la meditación, la imaginación y el yoga para incrementar las oportunidades de una mujer para quedar embarazada. Creado hacer aproximadamente 14 años por Alice Domar, doctora en psicología(PhD), psicóloga y directora del Centro Mente/Cuerpo para la Salud de la Mujer, en la Escuela Médica de Harvard, el programa trata de incrementar las oportunidades de la mujer para quedarse embarazada tratando la depresión subyacente y el estrés que puede estorbar la fertilidad. ¿Suena lejano?. No sea demasiado apresurado. En un reciente estudio publicado en Abril del 2000 tema del diario "Fertilidad y Esterilidad", Domar y sus colegas encontraron que las técnicas mente/cuerpo justo podrían ayudar a las mujeres infértiles a concebir.

Estudiando la Infertilidad

El estudio implicaba a 184 mujeres, con una edad promedio de 34 años, quienes habían estado tratando de conseguir embarazarse de uno a dos años. Las mujeres fueron divididas en tres grupos, con un grupo recibiendo entrenamiento en técnicas de relajación, otro tomando parte en un grupo de apoyo, y un tercero actuando como control y sin recibir tratamiento(counseling).

El grupo asignado a las técnicas de relajación, quienes se encontraban una vez a la semana durante dos horas durante diez semanas, practicaron ejercicios tales como estar enfocados en la inhalación y la exhalación mientras respiraban, o visualizar agua lavando el cuerpo, abandonando el estrés. También practicaron relajar progresivamente cada parte del cuerpo y aprendieron cómo identificar y erradicar patrones de pensamiento negativo.

Los miembros del grupo de apoyo, quienes también se encontraban una vez a la semana, pasaban tiempo poniéndose al día con los demás de sus tratamientos y compartiendo sus sentimientos sobre temas que les habían pasado durante la semana. Ellas hablaban sobre todo sobre sus parejas, familia y amigos, del trabajo y de espiritualidad. (Las parejas de las mujeres generalmente también participaban en las sesiones del grupo de apoyo, pero ellos no participaban en este estudio).

Cuando los investigadores se reunieron con los tres grupos un año después del final del programa, encontraron que el 55% de los participantes del grupo de relajación y el 54% de los participantes del grupo de apoyo se habían quedado embarazados. En contraste, sólo el 20% de los miembros del grupo de control había conseguido embarazarse. Interesantemente, de las mujeres que se habían quedado preñadas, 42% de las del grupo de relajación concibieron sin ayuda médica, mientras que sólo el 11% del grupo de apoyo y el 20% del grupo de control se quedaron embarazadas sin ayuda.

El papel de la Depresión

Qué ocurre con esos números? El impacto de la depresión en la fertilidad continua siendo controvertido, los investigadores saben que la infertilidad produce angustia psicológica. Otros muchos sospechan que tal angustia podría, en cambio, causar o incrementar la duración de la infertilidad.

Aunque las mujeres en el estudio no estuvieran deprimidas al empezar - de hecho, las mujeres con depresión clínica fueron intencionadamente omitidas del estudio - ellas podrían haber avanzado(heading) en esa dirección. "Sabemos que los niveles de depresión tienen un pico entre el segundo y el tercer año de infertilidad, en las mujeres infértiles sin una historia de depresión", dice Domar. " Una de nuestras metas era ver si podíamos prevenir que ellas se volvieran depresivas interviniendo antes de ese año".

El próximo estudio de Domar mirará si las técnicas mente/cuerpo pueden incrementar los ratios de embarazo en mujeres que ya están deprimidas. Nadie sabe exactamente porqué la depresión afecta a la habilidad de la mujer para concebir, pero hay algunas pistas. Por ejemplo, algunos estudios, incluyendo uno publicado en el "American Journal of Psychiatry" en 1997, muestra que la depresión causa niveles anormales de hormonas durante ciertos tiempos del ciclo menstrual de la mujer. Algunos expertos creen que la depresión también tiene un impacto en la calidad del huevo o afecta la receptividad del forro uterino hacia un embrión. " Si piensas acerca de ello desde un punto de vista evolutivo(evolutionary)", dice Domar, " las mujeres que están deprimidas no pueden siquiera tener cuidado de sí mismas, no hablemos ya de un bebé, por eso tendría sentido que la depresión pudiera causar infertilidad".


Pensamiento Positivo

Si Kristen Magnacca es una indicación, el acercamiento mente/cuerpo puede muy bien tener un efecto positivo en la fertilidad de mujeres ya deprimidas. Magnacca, quien no tomó parte en el reciente estudio pero ha participado en un programa idéntico, estaba extremadamente triste cuando empezó a encontrarse con el grupo mente/cuerpo. " Yo solía mirar ferozmente(to glare) a la gente con bebés, y ver mujeres embarazadas podía enviarme dentro de un estado de depresión", dice Magnacca, quien en una cruel ironía de la vida tenía un centro de cuidado de día(*). "Pero el programa me ayudó a enfocar. Comencé a concentrarme en qué tenía en mi vida, en vez de que no tenía".

El programa también le dio habilidades que pudiera usar para tranquilizarse a sí misma. Un día mientras conducía, Magnacca miró hacia sus manos para encontrar que estaba agarrando el volante tan fuertemente que sus nudillos estaban blancos. Practicando ejercicios que había aprendido en el programa mente/cuerpo, fue capaz de permitir que la tensión se fuera. Más significativamente, cerca de la mitad del programa de 10 semanas, Magnacca se quedó embarazada naturalmente. Ella y Mark ahora tienen un bebé de 18 meses, Cole.

Hace falta más investigación

Aunque contenta con los resultados de su investigación, Domar continua cauta, no es nada más que un estudio y los resultados necesitan ser replicados. Otros expertos son también cuidadosos sobre la valoración de la investigación, particularmente porque muchos de los sujetos en el grupo de control se retiraron del estudio, creando diferencias estadísticas entre los grupos difíciles de interpretar.

"Los resultados son interesantes, pero no querría reforzar el cuento de las viejas esposas de que si simplemente te relajas, te quedarás preñada", dice Andrea Braverman, PhD, directora de los servicios psicológicos de la "Pennsylvania Reproductive Associates" en el Hospital Universitario Thomas Jefferson de Filadelfia. "Para algunas personas, puede haber otros factores involucrados". Añade que ir a un programa mente/cuerpo no hace daño y puede ayudar.

Ese sentimiento parece ser compartido por muchas personas. Grupos similares al de Domar están surgiendo en todo el país, y su propio grupo tiene una filial en Houston y ha preparado gente en la Universidad de California, en Los Angeles. Magnacca, por razones obvias, es una propulsora(proponent) entusiástica del acercamiento mente/cuerpo, pero su apreciación no es predicada únicamente por el nacimiento de su hijo. " Este curso fue un evento que cambio mi vida, porque yo estaba muy enfadada y desequilibrada", dice. "Sé que llevaré las habilidades aprendidas conmigo para siempre".

Daryn Eller, una escritora freelancer especializada en temas relacionados con la salud, ha escrito para "Helth", "Parenting", ""Self", "Cosmopolitan", "Family Circle", y "Prevention".

Para más Información

The High Cost of Infertility
Infertility in Women
The Relationship Between Stress and Infertility with Alice Domar, PhD
What Are Fertility Treatments?
2000 Healtheon/WebMD. All rights reserved


(*) de bebés, supongo.

 

Este artículo fué una aportación de una persona bien intencionada. Si reclama usted su originalidad y puede demostrarlo, le rogamos disculpas. Avísenos para retirarlo o para reconocerle su autoría.

Envíanos tus artículos, tus sugerencias, o comentarios.